¡Acompáñame a conocer las riquezas culturales e históricas de México! Los recorridos turísticos que ofrezco están diseñados para los amantes de la historia, gastronomía y cultura mexicana. Conoce los mejores museos, las zonas arqueológicas más impresionantes y los templos novohispanos más deslumbrantes. Posiblemente prefieras caminar por las antiguas calles de México y Puebla conociendo sus secretos mejores guardados.

Crónica sobre la Ciudad Sagrada de Cholollan

18 February, 2019/Blog
Se dice que es la ciudad más antigua del continente americano. También se comenta que tiene la misma cantidad de templos religiosos que los días del año, afirmación que proviene del conquistador y cronista Bernál Díaz del Castillo, quien en su Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España comenta que la ciudad tenía más de 400 “cues”, en otras palabras templos.  El origen de la afirmación proviene de la práctica que tenían los primeros europeos que llegaron a estas tierras de construir templos católicos en la cima de cada cue de origen prehispánico, de ahí que aún se piense que tiene más de 365. En realidad la ciudad tiene 283 parroquias sin tomar en cuenta capillas y oratorios. También a Cholula se le conoce como la “ciudad de las iglesias”, y sin duda lo es.

El Tlachihualtepetl, “El cerro hecho a mano”.

 

Larga es la historia de esta ciudad ya que su fundación se remonta al siglo V a.C. Existen difentes versiones sobre el origen de su nombre. La primera es que Cholollan significa “lugar de la huída”, mientras que existe otra teoría que la palabra viene de Acholollan, “lugar donde escurre el agua”, la cual hace alusión al manantial que brotó milagrosamente en aquellos años. Justo encima del manantial empezó la construcción del Tlachihualtepetl, “el cerro hecho a mano” o mejor conocido como la gran pirámide o el gran basamento de Cholula. Se trata de la mayor estructura en volúmen construída por el hombre, mucho más grande que las pirámides de Giza, los antiguos templos mayas o las gigantescas construcciones quéchuas del Perú.  Tiene 400 metros por lado, una altura de 65 metros (casi idéntica a la pirámide del sol en Teotihuacán) y un volúmen de 4,500,00 metros cúbicos.

Para entender la magnitud de la gigantesca estructura, podemos afirmar que dentro de su base cabrían dos pirámides del sol. Los arqueólogos coinciden que en el pasado era mucho más amplia y grande de como actualmente luce. Su construcción empezó en el siglo I d.C. y terminó alrededor del siglo IX, cuando empezó su abandono. La gran estructura cuenta con más de 8 etapas constructivas las cuales se pueden apreciar cuando uno entra en los túneles que realizaron los arqueólogos al mando de Ignacio Marquina en 1931 y los que formaron parte del Proyecto Cholula (1971). Se realizaron 10 kilómetros de túneles para explorar el interior del gigantesco basamento encontrándose gran cantidad de material arqueológico, así como el mural de los chapulínes, insectos que fueron confundidos por cráneos color rojo. En la actualidad los visitantes solamente se puede recorrer 280 metros iluminados. El gigantesco basamento estaba dedicado a la deidad llamada Chiconahui Quiáhuitl, lo que en náhuatl significa “Nueve Lluvia”. Se trataba de un númen asociado con la lluvia, el agua y la fertilidad. Era tan impresionante la llamada “Roma Mesoamericana” que los antiguos mixtecos le llamarían Nundiyú, “el lugar de las escaleras”.

En la actualidad el Tlachihualtepetl esta coronado por el templo de Nuestra Señora de los Remedios, la cual fue edificada entre 1594 y 1666. Sin embargo a causa de un sismo, este antiguo templo tuvo que ser demolido para ser reconstruido en 1864. Su alta neoclásico es sin dudas abrumador.

Retomando nuestra crónica sobre la Cholula, después del siglo IX el centro de poder de la antigua Tollan migró a lo que ahora es el centro de la población de San Pedro Cholula, medio kilómetro al poniente del Tlachihualtepetl. En ese lugar, donde ahora se levanta el complejo conventual, la capilla real de indios y el templo de San Gabriel (inaugurado en 1552, por lo que es uno de los más antiguos de México)  se estableció un nuevo recinto ceremonial con más de 30 templos y recintos, siendo la estructura más grande el Templo Mayor dedicado a Quetzalcoatl, la deidad creadora y protectora de la humanidad, asociada con la sabiduría, la religión y el poder de los gobernantes. Por esta razón la gigantesca plataforma fue paulatinamente abandonada, incluso saqueada por sus materiales constructivos, hasta terminar como un gigantesco cerro por la mano del hombre. Sin embargo nunca perdió su sacralidad y magnificencia.

El templo de Nuestra Señora de los Remedios.

 

Para 1519, la ciudad sagrada de Quetzalcoatl contaba con 40,000 habitantes, 49 señoríos tributarios que sumaban una población extra de 50,000 habitantes. Por lo tanto podemos afirmar que era la cabecera de un importante señorío y uno de los centros religiosos más visitados de Mesoamérica.

Manuscrito del Aperramiento.



En 1522 Cortés escribió sobre Cholula lo siguiente: “Esta ciudad esta asentada en un llano y tiene hasta veinte mil casas dentro del cuerpo de la ciudad y tiene de arrabales otras tantas”. El conquistador asegura que la ciudad no “obedecía a ningún otro señor”, haciendo clara alusión a los mexicas de la Triple Alianza o a las cuatro Cabeceras de Tlaxcallan. En los años que antecedieron el contacto de los Dos Mundos, Cholula destacó por su gran mercado, el hueytianquiztli, donde se vendía la famosa cerámica policroma cholulteca, la misma donde consumía sus alimentos el Huey Tlahtoani mexica: Motecuhzoma Xocoyotl.

Uno de los más tristes episodios que vivió esta ciudad sagrada fue la matanza que realizaron las huestes de Cortés el 18 de octubre de 1519, debido a que pensaban que se estaba preparando una emboscada dentro de la ciudad para aniquilarlos por órdenes de Motecuhzoma. Se calcula que en esa jornada murieron alrededor de 5000 y 6000 civiles, todos desarmados. Otro momento lamentable asociado con Cholula fue registrado en el “Manuscrito de Aperramiento” cuando en 1523 fue ejecutado en Coyoacán el Tlalchiach, uno de los dos sumos sacerdotes que gobernaban la ciudad sagrada durante el posclásico tardío, por órdenes de Cortés. Su muerte la encontró cuando fue asesinado, si no es que devorado, por un perro, seguramente un mastín español. Fue acusado de seguir adorando los antiguos dioses y de no aceptar la nueva religión.

No cabe duda que Cholula es una de las ciudades con mayor herencia cultura de nuestro querido México.

Add Comment